Inicio Foros FORO OTROS Exposiciones Varias Respuesta a: Exposiciones Varias

#3073
Víctor Pierce
Superadministrador

Te saludo nuevamente estimado Emilio.
Te digo algo: Debo de suponer que, al hacer alusión a este link, estás completamente de acuerdo en todo lo que ahí se expresa, de otra manera tendríamos que puntualizar en que sí y en que no, y dando por sentado lo primero voy a citar un párrafo que me parece el centro medular del escrito:

Es demasiado fácil dejarse engañar por la falsa cultura del mundo que no ha sabido reconocer aún su demente carrera hacia la auto-destrucción y anda corriendo de aquí para allá como pollo descabezado. Las viejas creencias no mueren fácilmente y se llevan entre las patas mucho sufrimiento humano antes de entregar el fantasma.

Sobre lo anterior y a mi parecer hay que enfatizar dos cosas:
1. Falsa cultura
2. Viejas Creencias

Para tocar el primer aspecto referente a la falsa cultura, habremos de concebir, de antemano, a modos y costumbres (Pues eso significa cultura) que conllevan a algo verdadero y que, por obligación, tendrían que ver con la naturaleza del hombre; es decir, hablamos del ideal, hablamos de ese “PROPÓSITO” de la vida.
En segundo lugar tenemos a las creencias, viejas y nuevas y no tan viejas o no tan nuevas, todas encasilladas en algo que requiere todo un tratado llamado “SISTEMA DE CREENCIAS”, y que nos lanza de lleno al “Sentido Ontológico del Ser Humano”
Permíteme ir al significado: Ontología – Parte de la metafísica que trata del ser en general y de sus propiedades trascendentales:

Una vez que hemos puesto en la mesa a estos dos aspectos advertimos que nos hemos hecho de un enorme telar de donde cortar, hemos abierto un horizonte muy amplio, sin duda, pero no tan amplio como para no advertir las señales que nos indican el rumbo correcto. Hablamos, primeramente, de un Propósito inamovible e indestructible independientemente de las condiciones o formas de existencia que pudiese experimentar cualquier ser humano y, segundo, de la acción siempre encaminada a eso que llamamos “El Bien”

Ahora, lo siguiente, creo yo, es empezar a hacernos las preguntas adecuadas.

Reflexión