Inicio Foros FORO OTROS Exposiciones Varias Respuesta a: Exposiciones Varias

#3074
Víctor Pierce
Superadministrador

Emilio, quisiera proseguir con esto sin esperar a que haya más participación por dos razones; una, tratar de que, una vez que hemos abierto el Foro, se mantenga una dinámica aceptable, y aunque sé que eso va tomar tiempo, es mi obligación hacerlo. Segundo, porque, como tú bien sabes querido amigo, una de las grandes causas de haber creado a “El Pájaro Rojo” reside, meramente, en esa razón personal que, independientemente su esencia acoja a una Comunidad, desea plasma y expone manteniendo la idea de dejar esa huella para estar ahí, al alcance de aquellos que quieran compartir, tanto de manera activa, como pasiva. Si alguien desea platicar conmigo, conocerme, buscar una “fotografía” mía, aquí estoy – en el a “El Pájaro Rojo”, ahora en el presente o en el futuro, sean las condiciones que éste nos depare. Tengo cosas que decir, tengo mucho que expresar, quiero comunicar, acompañado de gente que esté en sintonía, sea uno o sean mil; el número es irrelevante; lo importante es que estamos en casa.

Sigamos, pues, platicando del tema:

Hablemos un poco del “Propósito”; existe infinidad de literatura que toca este asunto, podemos buscar en filosofía, religión y hasta en la misma ciencia; y como mencioné al final de mi post último, hay que iniciar con preguntas adecuadas.

• ¿Existe el “Propósito” en la vida?
• ¿Hay algo que nos indique que todo tiene un porqué y una finalidad?
• Y si es así, ¿Qué elementos de juicio pudiésemos utilizar para indagar en ello?
• ¿Qué es la Evolución?

Para entrar en calor, propongo irnos por senderos ya andados, cuyo aplanado nos brinda respuestas muy fieles respecto a esas incógnitas que permanecieron sin respuesta por mucho tiempo y que ahora la propia ciencia, de manera contundente, nos allana el camino.

Evolución según la Teoría Darwinista:
Hago énfasis que siempre fue una Teoría, ¡jamás! dejó de serlo, no obstante, tanto en el ámbito académico como el científico, fungió, durante décadas, como fundamento inamovible determinando los parámetros en la práctica de ambas. Hoy en día, dicha Teoría parece estar muerta, diría yo que, en el mejor de los casos, agoniza sin remedio. Uno de los postulados y el más importante de la “Selección Natural” de Charles Robert Darwin y Alfred Russel Wallace fue el de una Evolución gradual, sin saltos discontinuos o cambios súbitos, agregando a ello que todo el proceso es espontaneo y azaroso. La Teoría afirma, igualmente, que la naturaleza solo mantiene aquello que le es útil; es decir, si la variación, por ínfima que sea, resulta en algún grado provechosa, la naturaleza la conserva.
Sin lo anterior toda la “Teoría de la Evolución de Darwin” se derrumba, y sin ir más lejos, ya ha caído.

Hoy en día sabemos del ADN, de los “Sistemas Irreducibles Complejos”, estructuras en bacterias y de ámbitos de procesado de la información genética que refutan, y no solo refutan, sino que descalifican por completo a la Teoría Darwinista de la Evolución. La ciencia ha llegado a lugares que resulta toda una sorpresa para los científicos modernos, “Campos Cuánticos” y “Preexistencia”, de esta manera nosotros, los creacionistas, podemos, de manera muy confortable y a pesar de evolucionistas, materialistas y, ¿Por qué no decirlo?, de algunos ateos, sentarnos muy cómodamente y hablar de una “INTELIGENCIA CREADORA”. La ciencia le nombra “Designio Inteligente”

La vida no es producto de lo inerte.

Seguimos después.

naturaleza