Inicio Foros FORO DE MEDICINA Y SALUD Alternativas Respuesta a: Alternativas

#3112
Víctor Pierce
Superadministrador

Hola estimado Emilio; efectivamente, el camino es siempre personal; y sí, uno de los grandes retos, cuando surge la decisión de una nueva disciplina alimenticia, es llevarla a cabo teniendo la seguridad de que, en verdad, te estás alimentando de la manera que piensas que lo estás haciendo; pues es esa, precisamente, la causa del porqué el cambio. En otras palabras, uno cambia su forma de comer porque, de pronto y súpitamente, se da cuenta que la manera en que lo ha venido haciendo no es la conveniente; ya no digamos que no es sana, sino sumamente perjudicial para el organismo. He ahí que, al juntarse las circunstancias que te llevan a la investigación, te das cuenta de las grandes mentiras y de las grandes conspiraciones; simplemente, (permíteme ponerlo con mayúsculas) LA FORMA EN QUE SE ALIMENTA EL SER HUMANO ES MUY NOCIVA PARA LA SALUD DEL CUERPO Y DEL PLANETA……………… GRAN ERROR.

La pregunta que sale a relucir, y que hasta un niño, sabiendo lo anterior, la haría: ¿Por qué no se cambia?, ¿Por qué no cambiamos nuestra manera de alimentarnos?, la respuesta más exacta y más clara: Por intereses económicos y de poder.

Ya es bien sabido que el factor más importante en el calentamiento global son las grandes devastaciones de flora y fauna que ocurren en el planeta, y estas son llevadas a cabo por la industria ganadera y pesquera; ellos son los que provocan los grandes incendios, y una vez que ya no queda nada, se utiliza para sembradío de pasto con el que alimentan al ganado. Ya se sabe que las asociaciones defensoras y protectoras del medio ambiente como Greenpeace y muchas más, son un parapeto para que nos chupemos el dedo. Solo basta que vayas ahí y les preguntes: ¿Por qué no hacen nada contra la industria de lácteos y del ganado?, verás que te sacan a patadas. Sabías que eso de los retretes ahorradores de agua resultan una broma cuando averiguas que tanta agua se requiere para la producción de una cabeza de ganado; vamos, si quieres ahorrar 650 galones de agua no te comas una hamburguesa; ya no hablemos del efecto invernadero.

Estimado Emilio, ser un activista contra ese poder y ese dinero te puede costar la vida; así de simple.

Y bueno; decíamos que la nueva forma de alimentación tiene que estar muy bien estructurada, pues, independientemente de que cada quien elija la suya, habrá, pues, de tener bien documentado el proceso referente a vitaminas, proteínas, minerales, enzimas, grasas no saturadas, etc. De que me sirve ser vegetarianos si todos los días me aviento dos rebanadas de pastel combinado con refresco gaseoso, un cuarto de quilo de queso con tres panes blancos y tres vasos de leche.

Por tal motivo, independiente mente de la carne de res o puerco, el pollo y el pescado, debemos saber que pueden resultar igualmente nocivos y quizá más, los lácteos, las harinas blancas, la sal de mesa (Química) y la azúcar; al mismo tiempo que construimos nuestro esquema con los factores alimenticios adecuados.

Por mi parte me encuentro, aun, en esa labor de armado.

Te mando un caluroso saludo.

`