Inicio Foros FORO DE RELIGIÓN EL CIELO Y LA TIERRA Respuesta a: EL CIELO Y LA TIERRA

#3114
Víctor Pierce
Superadministrador

Ya no es un secreto que la estatua de la libertad de los Estados Unidos de América (USA) sea el SÍMBOLO DE LUCIFER; muchas personas caen en consternación al saber esto, pues, hasta la fecha, seguimos en la ignorancia total respecto a las escrituras.

¿Quién o qué es Lucifer?

El “Libro de Job”; nos muestra claramente el grandísimo error por parte de la I. C. A. R. cuando cambia el término “El Contrario” o “Lucifer” a Satanás (Demonio); pues su representación es totalmente distinta. Lucifer es el ÁNGEL PORTADOR DE LA LUZ, ¿Qué significa esto? , significa la conciencia fragmentada, significa, nada más ni nada menos que la MANIFESTACIÓN DE LA MATERIA.

Dice Blavatsky:

Segun la Cábala, los demonios residen en el mundo de Assiah, el mundo de materia. Son los Klippoth. Hay siete Infiernos, cuyos demoníacos habitantes representan los vicios personificados.
Platón alude a ellos en el Timœus, al hablar de los Elementos irracionales y turbulentos, “compuestos de fuego, aire, agua y tierra”.

Y, por supuesto, Lucifer no significa demonio.

Lucifer es, pues, la Conciencia contenedora del AEter del Espacio, es el capullo de la Materia. Lucifer; “Ángel Portador de la Luz” representa al “Primer Hijo emanado de los “Pares de Opuestos” por tal razón, en la Biblia Hebrea le nombran “El Contrario”, se entiende a este “Lucero de la Mañana” como la mente constituyente de la “Dualidad Antagónica”, nombrada por los teósofos el “Astral”, necesaria, innegable e ineludible para la expresión de las formas.

De esta manera tenemos a los hijos de Dios nacidos del “Christos”, primero a Luzbel y posteriormente Jehová, ya que es, en este último, de donde se desprenden las criaturas espirituales llamado los Dioses que, posteriormente, descenderán en sustancia a través de ese Astral. Ambos, tanto Lucifer como Jehová, representan multitudes (Elohim); el primero al “Mundo Angelical de la Materia” o “Naturaleza Material” o Elementales, el Segundo al “Mundo Angelical del Espíritu”.

El Libro de Job –es un relato que habla del inicio de la humanidad:

Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? – Job- 1:7, 8 y 9

Obviamente vemos aquí que Dios y Jehová son dos cosas muy diferentes.

Dice Blavatsky:

Los mitos de la caída del hombre y del fuego de Prometeo se refieren también a la rebelión del orgulloso Lucifer precipitado en el insondable oreo. En la religión induista, Mahâsura (el Lucifer indo), envidioso de la refulgente luz del Creador, se sublevó contra Brahmâ al frente de una cohorte de ángeles rebeldes. Pero así como en la mitología griega acude el fiel titán Hércules en defensa de Júpiter y le mantiene en el trono celeste, así en la mitología induista vence Siva (la tercera persona de la Trimurti) a los rebeldes, y de la mansión celestial los precipita en el Honderah o abismo de eternas tinieblas, donde arrepentidos por fin de su culpa se les abre el camino de perfección.

Rebeldía se refiere a todo antagónico que se expresa en el Astral; en la mismísima “Guerra en el Cielo” cada Dios que desciende en la “Dualidad Antagónica” o “Mundo de las Formas” requiere del dominio de su propio antagónico. Y así, ante este dominio se crean el orden material que da a luz a la idea primigenia de Dios llamada Cosmos. Orden contenedor de todas las formas por venir. Todo, desde ese primer instante (Big Bang científico), está ahí, cada ente, cada forma y cada criatura está inscrita en el libro de la vida. Y helo ahí; en la mano izquierda de Luzbel.

lucifer