Inicio Foros FORO DE CIENCIA La Verdadera Historia del Hombre Respuesta a: La Verdadera Historia del Hombre

#3143
Víctor Pierce
Superadministrador

Cuando Harun Yahya entra al terreno de la la palenteología en su libro titulado “El colapso de la teoría de la evolución” nos brinda pruebas irrefutables sobre esta caída inminente de Charles Darwin ; nos habla del “Registro Fósil”, de “La Explosión Cámbrica, de “Las pisadas en Mary Leaky” , del “El KNM-WT 1500 o “Niño de Turkana”,y de “La cueva de Gran Dolina”, Yahna, en este tema, termina diciendo:

————————————————————————————–

E

La última prueba para hacer añicos la teoría evolutiva del origen del hombre es el nuevo fósil Sahelanthropus tchadensis, descubierto en verano del 2002 en Chad, en África Central.
El hallazgo de este fósil ha sido como soltar un gato en el palomar del mundo darviniano. En el artículo en que se hace público este descubrimiento, la revista de prestigio mundial Nature admite que “esta calavera que hemos hallado recientemente podría hundir todas nuestras ideas acerca de la evolución humana”.

Daniel Lieberman de la Universidad de Harvard declaró:

“Este descubrimiento tendrá el impacto de una pequeña bomba nuclear”

El motivo es que aunque el fósil en cuestión tiene 7 millones de años, tiene una estructura “más humana” (según los criterios que los evolucionistas han seguido hasta ahora) que el Australopithecus, una especie de simio que tiene 5 millones de años y que, supuestamente, es “el antepasado más antiguo del hombre”. Esto muestra que los vínculos evolutivos establecidos entre especies de mono extintas basadas en el criterio altamente subjetivo y lleno de prejuicios de “la similitud humana” son totalmente imaginarios.

En su artículo “Encontrado el miembro más antiguo de la familia humana”, publicado en Nature el 11 de julio del 2002, John Whitfield confirma esta idea citando a Bernard Word, un antropólogo evolucionista de la Universidad de George Washington en Washington:

“Cuando fui a la Facultad de Medicina el 1963, la evolución humana parecía una escalera” dice [Bernard Wood]. La escalera iba de mono a hombre a través de una serie de peldaños intermedios, cada uno de los cuales era un poco menos parecido al mono que el anterior. Ahora la evolución humana parece más bien un arbusto. Tenemos una multitud de homínidos fósiles (…). Todavía se discute de qué manera están relacionados unos con otros y cuáles de ellos son antepasados de los humanos (si es que lo es alguno).

Son destacables los comentarios de Henry Gee, redactor jefe de Nature y destacado palenteólogo, acerca de esta especie fósil recientemente descubierta. En su artículo publicado en The Guardian, Gee se refiere al debate sobre este fósil y declara:

Cualquiera que sea el resultado, la calavera muestra, de una vez por todas, que aquella vieja idea del “eslabón perdido” es una Bobada (…) Debería estar muy claro que la idea misma de un eslabón perdido, que nunca fue fácil de defender, ahora no puede defenderse desde ningún punto de vista.

Como hemos visto, el número creciente de descubrimientos trae resultados que se oponen a la teoría de la evolución, y nada a su favor. Si en el pasado hubiera tenido lugar un proceso evolutivo tal, debería haber muchos restos de él, y cada nuevo descubrimiento debería añadir fuerza a la teoría. En realidad, Darwin escribió en “El origen de las especies” que la ciencia avanzaría en esa dirección. Según él, el único problema de su teoría era que faltaba descubrir los fósiles adecuados, y esperaba que investigaciones futuras sirvieran para desenterrar un número ilimitado de fósiles que respaldarían su teoría. Sin embargo, los descubrimientos científicos posteriores, de hecho, han demostrado que los sueños de Darwin eran totalmente infundados.

La importancia de los restos relacionados con los humanos.

Los descubrimientos acerca del hombre, de los cuales hemos visto algunos ejemplos, revelan algunos hechos importantes. En especial, han demostrado una vez más que la teoría evolucionista de que los ancestros del hombre fueron criaturas parecidas a los monos es una fantasía. Por este motivo, que esta especie de simio fuese un antepasado del ser humano queda completamente descartado.

En resumen, el registro fósil nos muestra que el hombre apareció hace millones de años con exactamente la misma forma que tiene ahora, y que ha llegado al momento presente sin sufrir ningún cambio evolutivo. Si los evolucionistas son tan científicos y honestos como ellos mismos dicen, deberían abandonar ahora mismo su imaginaria progresión de mono a hombre. El hecho de que no abandonen este árbol genealógico falso muestra que la evolución no es una teoría defendida en el nombre de la ciencia, sino un dogma que intentan mantener vivo a pesar de los hechos científicos.

______________________________________________________________________________________