Inicio Foros FORO DE RELIGIÓN EL CIELO Y LA TIERRA Respuesta a: EL CIELO Y LA TIERRA

#3197

Hola a todos.

Me voy a referir preferentemente a la intervención de nuestro común amigo gyderf no sin antes darle la ¡Bienvenida! que sin duda con sus intervenciones, exposiciones enriquecerán este Foro.

Hablar de la evolución del hombre bajo un punto de vista biológico, genético, antropológico e histórico, tiene sentido y hemos avanzado al punto de poder entender y aceptar las distintas fases, etapas de su desarrollo natural desde su origen hasta el presente, teniendo en consideración las diferentes condiciones y razas.

Nuestro acercammiento e inquietud a la evolución espiritual tiene que ver con nuestra intuición y un sentimiento íntimo natural hacia lo desconocido y un refinamiento emocional y cultural, por cierto que esta evolución no ha sido igual para todas las razas, nacionalidades, costumbres y lenguas, unos avanzaron más que otros. Estmos hablando del mundo interior mucho más allá del razonamiento y la lógica.

gyderf dice: “El método de la evolución consiste en ajustar el aspecto materia al aspecto Espíritu. Evolución significa el desenvolvimiento gradual en tiempo y espacio de la capacidad inherente de un ser humano”.

No entiendo como “método” la evolución espiritual; Sí la entiendo la evolución espiritual como un despertar de la conciencia, como un estado superior del hombre en su desarrollo…

Gyderf sigue diciendos: “Un tema que me ha rondado la cabeza en estos últimos días tiene que ver con el libre albedrío del hombre por un lado, y la dualidad que rige el mundo material. ¿En dónde veo la relación de ambos temas?… me explico…”.

El libre albedrío se relacina con la llamada liberdad del hombre en la escogencia entre dos extremos o polos opuestos acorde con su conocimiento/conciencia y la ley de la polaridad se relaciona con los opuestos, o sea, la obligación de elección entre dos extremos, como por ejemplo el bien o mal, blanco o negro, consciente o insconciente, etc. etc.

gyderf sigue Diciendo: “Como bien apunta Ramón al citar el Kybalión: “Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.” y concluye: “De ser así, si la dualidad es idéntica en sus dos polos, si el bien y el mal son lo mismo en naturaleza (aunque diferente en grado) y como hombres nos es permitido elegir libremente dentro del espectro de estos opuestos, quizá siempre estamos eligiendo de manera correcta, es decir, no es necesario “cargarnos” hacia uno de los lados (por ejemplo hacia el lado de la virtud) para evolucionar, se evoluciona en todos los casos”.

Importante aclaratoria:
Sí, los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grados. OJO, no hablo que: “la dualidad es idéntica en sus dos polos”, sí hablo de que los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado, entendiendo por naturaleza que hablamos de los dos extremos de una misma cosa y por lo tanto en diferentes grado y pongo un ejemplo: Cuando observamos a una persona muy buena y luego la comparamos con otra que es muy mala, en esencia sabremos que estamos hablando de la misma cosa pero en diferentes grados de manifestación; cada una de ellas está ubicada en un extremo. Todos tenemos distintos grados de bondad y también de maldad.

Por último dice:
“Y de ser así, no es esta la justificación, o mejor dicho la razón por la cual existe virtud y vicio en el hombre; no es esta la razón que nos permite entender, dentro de un razonamiento congruente, por qué el hombre fue creado con la libertad de elegir incluso cuando esta elección de pensamiento y acción pueda ser atroz. Al final, el asesino, el que camina del lado de las sombras, también evoluciona, y la “Conciencia Multidimensional” le agradece tanto como a aquel que camina del lado de la luz”.

Lamentablemente -y puedo entenderlo, no es fácil- malinterpreta el sentido del contenido y sus conclusiones están fuera de orden, de todos modos el hombre propone y Dios dispone; De todos modos la evolución espiritual no corresponde con lo negativo de las acciones y tiene sus recursos.

NO amigo: “Al final, el asesino, el que camina del lado de las sombras… sucumbe ante sus adversidades y él mismo se condena porque Dios, El Todo, El absoluto no condenan, somos nosotros mismos los que nos condenamos de pensamiento, palabra y obra y somos los únicos responsables de nuestro camino y destino.

Un fraternal saludo a todos.