Inicio Foros FORO DE RELIGIÓN EL CIELO Y LA TIERRA Respuesta a: EL CIELO Y LA TIERRA

#3198
Víctor Pierce
Superadministrador

Gracias Ramón; si me permites, voy a dar mi punto de vista a Fredy (Giderf) conforme al tenor que has marcado:

gyderf dice: “El método de la evolución consiste en ajustar el aspecto materia al aspecto Espíritu. Evolución significa el desenvolvimiento gradual en tiempo y espacio de la capacidad inherente de un ser humano”

Respuesta:
No, la evolución no consiste en ¡Ajustar! lo material a lo espiritual; sino que, en su punto álgido, exige el pleno dominio de lo material. Exige el completo desapego (Deja todo y sígueme; decía el Cristo).

El Kybalión nos dice que todo es “Mental”; de esta manera, la esclavitud a la materia debe de fincarse en una psique predispuesta a ser esclavizada otorgando el valor de uno mismo a la aceptación de los demás; para ello se han construido arquetipos mentales poderos que fungen como principios inamovibles de un “Sistema de Creencias”. Hoy en día vivimos en un mundo en donde la “IMAGEN” resulta de vital importancia – “Como te miran te tratan”, “Cuanto tienes – tanto vales”, por esa razón el éxito está fincado en los bienes que puedes obtener y, por consiguiente, el nivel social al que se pertenece.

Si volteamos a nuestro alrededor no es difícil advertir que todo está diseñado a crear un estereotipo; ropa, accesorios, carro, lugares de pertenecía, disposición de dinero, amistades (De preferencia ricas y famosas), etc. Creamos un estereotipo, sea cual sea éste, con el fin de “Ser Aceptados”, una aceptación que llega a la psique como “Autoafirmación”. El estereotipo “IMAGEN” guarda en sí mismo otros aspectos de carácter mental muy significativos concernientes a la llamada por la psicología moderna “Autoestima”, un “Yo falso” lleno de complejos y etiquetas (Deportivas, Sociales, Laborales y hasta Alimenticias) que se activan en el diario vivir y con las cuales el individuo se vende ante los otros; esto ocurre ¡TODOS LOS DÍAS¡ – ¡TODOS LOS DÍAS¡ causando un estado de presión interna llena de ansiedad y estrés; una bomba emocional que requiere explotar cada fin de semana, en donde los “Procesos Internos Viscerales” (Secreción interna de substancias) liberan esa carga de las faenas comandadas por un “Miedo a no ser aceptado” encubierto por el propio estereotipo. Así, el miedo, la tristeza, la euforia y el sexo, sobre todo estas dos últimas que ocupan los lugares preferenciales en el mundo del entretenimiento.

La mayoría de los seres humanos, tristemente, se hallan ahí; y, con ello, sus procesos mentales se encuentran ciclados en el mundo de las emociones buscando reafirmar, todo los días de su vida, el estereotipo que han creado. Una conciencia colectiva creadora de cribas mentales tales; que imposibilita a la mayoría a lidiar con otras formas de pensamiento que pudiesen atentar contra la susodicha “Seguridad psicológica” y su correspondiente estereotipo.
Decía una vez una persona a la que conocí en un supuesto grupo de crecimiento personal:
Me compré el automóvil gálaxi de ocho cilindros con asientos de piel y, la verdad, me siento bien por ello, ya tenía mi autoestima muy dañada. O sea, todo al revés.

De esta manera, la psique entra en un movimiento cíclico comandado por la idea que se tiene de uno mismo, núcleo de todos nuestro malestares mentales; pues es desde ahí, desde esa pintura, desde ese “Yo Falso” de donde emergen nuestras expectativas para con la gente y el mundo. La imagen exige que todo se mueva alrededor de ella; y así, todo ese trato de las interacciones personales tan solo termina siendo una contienda de egocéntricos.
La elaboración de “Iconos Transpersonales” por parte de la industria del espectáculo no cesa por un segundo; pues hay que fabricar nuevas opciones de estereotipos; aunque resulten la misa gata que la anterior, solo que un poco más revolcada; para una psique que ha colapsado totalmente en el mundo de las sensaciones eso es suficiente.

Una vez más:
Deja todo y sígueme……………..No, no es tan sencillo…….no lo es.
Y si así es, entonces: Bienaventurados los pobres en Espíritu.

Dejar de ser la madre perfecta, la esposa abnegada, el bueno del cuento, el inteligente del grupo, el rico prestigioso, el líder de las mayorías, el rey midas de los negocios, el atleta del momento, la protectora familiar, el no reconocido, el novio amoroso, el consentido, la oveja negra, la mártir incomprendida, etc., etc., no es una labor de un día a otro. Y “Ojo”, no estoy refiriéndome al hecho de ser o no ser algo que bien puede caer en cualquiera de estas situaciones, sino que apunto a esa “IDEA QUE SE TIENE DE UNO MISMO” con la cual se interactúa con la vida.
Eso es esclavitud; ahí no hay nada que podamos llamar “Libertad”, pues la psique trabaja en ello las 24 horas del día maquinando el como autoafirmarse mediante su estereotipo, una psique sirviente de su ama la “Seguridad Psicológica”.

¿Deseamos “Libertad”?, empecemos destruyendo la idea de uno mismo.

Cuidado con la psicología moderna…………Mmmmm.

c